Qué ver y hacer en los alrededores de LLEIDA en 1 día

  • Autor de la entrada:
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Hola viajeros! Esta semana he estado unos días en Lleida en casa de mi novio y el otro día decidimos ir a investigar los alrededores de la ciudad. La verdad es que no esperaba gran cosa y me sorprendió muchísimo la de lugares bonitos que se pueden encontrar por aquí cerca! Así que en este post os cuento qué ver y hacer en los alrededores de Lleida en 1 día.

No salimos muy temprano, pero nos dio tiempo de sobras para ver todo lo que queríamos. Salimos de Lleida sobre las 10:30 de la mañana en dirección a Montsonís, pero de camino decidimos parar en Balaguer, una ciudad de la que no tenía ningún tipo de información ni sabía nada al respecto de ella, pero fue un gran acierto parar allí. De Lleida a Balaguer se tarda una media hora, así que es una escapadita ideal desde la ciudad. 

Balaguer es una ciudad chiquitita pero muy muy bonita. Nada más llegar dejamos el coche en el lado del río contrario del casco antiguo, ya que pensamos que sería más fácil aparcar. Y al bajar del coche nos encontramos con unas vistas preciosas!! El paseo por el río con vistas del casco antiguo es precioso! Casitas de colores reflejadas en el agua del río y vistas increíbles de la iglesia y monasterio de la ciudad. 

Después de disfrutar de las vistas cruzamos al otro lado del río a pasear por el casco antiguo de la ciudad hasta llegar a la muralla. Después de unos cuantos escalones a pleno sol, por fin llegamos a arriba, desde donde hay unas vistas totalmente completas de la ciudad y de la enorme Iglesia de Santa María, nuestra última parada de la ciudad. Y después de admirar la iglesia empezamos a bajar de nuevo hacia el casco antiguo hasta llegar al otro lado del río y volver al coche para ir hacia nuestro siguiente destino, Montsonís.

Montsonís es un pueblo muy muy pequeño y curioso que se encuentra a apenas 30 minutos de Balaguer (unos 50 minutos desde Lleida). El motivo inicial por el que decidimos visitar Montsonís fue por su castillo medieval, pero cuando llegamos ya no había más visitas por la mañana y la de la tarde no era hasta las 5. Y con el sol que hacía era imposible que aguantáramos allí tantas horas! Así que si vais, mirar bien los horarios del castillo para que podáis entrar. 

Aun así, la visita nos gustó mucho. Dejamos el coche en un pequeño parking que hay algo antes de llegar al pueblo (en el casco antiguo no se puede aparcar) y desde ahí en menos de 5 minutos andando estás en pleno Montsonís. El pueblo no son más que unas callecitas antiguas pero muy bonitas, llenas de casas de piedra, una iglesia, el castillo y una oficina de información turística, que también era hostal y restaurante. Puesto que ya eran las 2 del mediodía decidimos parar a comer allí y la verdad es que era un sitio muy curioso; el restaurante era una cueva! 

Y después de reponer fuerzas volvimos de nuevo al coche para ir hacia nuestro siguiente destino del día: Camarassa. La verdad es que nuestros planes iniciales fueron ir a ver el Castillo de Montsonís y por el camino parar en Balaguer. Pero puesto que al final no entramos en el castillo y teníamos más tiempo, mientras comíamos nos pusimos a investigar que había por la zona y descubrimos el Puente de Camarassa. Desde Montsonís está a apenas 20 minutos y la dirección era de vuelta a Lleida así que nos iba perfecto para hacer la ruta circular (si vais expresamente desde Lleida tardaréis unos 40 minutos).

El pueblo de Camarasa no nos pareció que tuviera nada especial, aunque las vistas desde la carretera justo antes de llegar son bastante bonitas. Pero lo que sí nos gustó, y mucho, fue el Puente de Camarassa. Según los carteles que había en el pueblo, a pesar de llamarse Puente de Camarassa, el puente está fuera de Camarasa. Si vais por la carretera principal encontraréis el puente justo antes de la entrada al pueblo desde el otro lado, o justo pasada la salida desde donde veníamos nosotros. Desde la propia carretera se ve y solo tenéis que seguirla hasta llegar a un pequeño desvío que os permitirá bajar hasta el río. Allí mismo podéis dejar el coche sin problemas.

La verdad es que el Puente de Camarassa nos gustó muchísimo! Es un sitio ideal para refrescarse del calor del verano y, encima, había una zona habilitada para bañarse. Podéis en cualquier zona, pero hay que vigilar con las corrientes, por lo que, sobre todo los más pequeños, es recomendable que solo se bañen en la zona acordonada. 

Después de refrescarnos un poquito volvimos a subir al coche para ir hacia nuestra última parada: el Pantano de Sant Llorenç de Montgai, a apenas 10 minutos de Camarassa (40 minutos desde Lleida). El pantano es enorme, y las vistas del pueblo desde la carretera son preciosas, pero más que el pantano o el pueblo en sí, nos gustaron mucho las vistas que hay durante todo el recorrido desde Camarassa a Sant Llorenç de Montgai, así que, si vais a Camarassa desde Lleida, aunque no paréis en Sant Llorenç de Montgai, sí que os recomiendo pasar por la carretera que une los dos pueblos; las vistas son preciosas!

Y hasta aquí nuestro día de turisteo por los alrededores de Lleida! 

La verdad es que todos los lugares que hemos visto durante esta escapadita de menos de un día por Lleida nos han gustado mucho, y apenas había gente en ningún sitio!! Así que si vivís por aquí cerca, os recomiendo mucho que cojáis el coche e investiguéis los alrededores de Lleida; a mí me han sorprendido mucho!!

Posiblemente estos días hagamos alguna otra escapada como ésta, así que ya os enseñaré más lugares escondidos por aquí!

Deja una respuesta

Please rate*