Qué ver en DUBAI – Show de luces

  • Autor de la entrada:
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Primera vez que salía de Europa… ¡y tenía que hacerlo a lo grande! ¿Qué hay más diferente y especial para cambiar que Dubai? Después de los exámenes sentía que necesitaba despejarme y qué mejor que irse de viaje sola a un país totalmente distinto a conocer nuevas culturas y personas, y tengo que decir, todas maravillosas.

Después de varias horas de avión, de dormitar todo el día, llegué a Dubai a las 3 de la mañana. Tras una hora de cola para pasar el control de pasaportes, conseguí salir del aeropuerto. Afortunadamente, me vinieron a buscar en coche por lo que no tuve que esperarme hasta que empezara a pasar el metro. Y en cuanto llegué a la casa donde me quedaba lo primero que hice fue irme a dormir, a descansar e intentar recuperar fuerzas para estar al máximo el día siguiente. Por cierto, recomiendo al 100% el uso de CouchSurfing, una manera económica de viajar y lo mejor de todo, conoces realmente a gente del país, junto con sus costumbres y cultura.

Los Emiratos Árabes es un país con un alto nivel económico, debido principalmente a la exportación de petróleo. No es un país muy grande ni muy poblado, debido a las grandes zonas de desierto que hay entre ciudades, pero incluye personas de diferentes orígenes y creencias. Un dato interesante en relación a esta mezcla de culturas es que menos de un 30% de los habitantes es propiamente autóctono de los EUA, cuyos nativos además eran fundamentalmente nómadas. Sus buenas relaciones con el ámbito anglosajón y japonés (principal fuente de exportaciones) han contribuido a generar un ámbito de tolerancia basado en el respeto, el progreso y las relaciones comerciales. Pero EUA también es un país con un fuerte sentimiento nacionalista en el que tiene mucho peso la idolatrada figura del “gran padre” y benefactor, Zayed Bin-Sultan Al Nahyan, el primer presidente del estado en 1971. Su figura está presente en monumentos y grandes mosaicos y no son pocas las banderas que cuelgan de las fachadas de los edificios.

Un detalle a tener en cuenta es que los fines de semana en los Emiratos sólo incluyen los viernes y sábados. Al principio puede que no tenga que afectar tu visita, pero debes informarte de los horarios de transporte público y las visitas a los sitios turísticos, ya que pueden modificarse los fines de semana.

DÍA 1:

Me despierto en casa de mi couchsurfer sobre las 11 de la mañana (había dormido unas 5 horas) y justo se iba a ir a la playa. ¿Se os ocurre una mejor manera de empezar el viaje? Después de meses de frío en Barcelona, la mejor manera de empezar esta aventura era claramente yendo a darme un chapuzón. Puesto que el día anterior llegué de madrugada, no pude apreciar la zona en la que estaba ubicada, pero nada más despertarme miré por el balcón, estaba en el complejo Jumeirah Lake Towers. ¡Tuve la suerte de alojarme en una zonas residenciales más atractivas de la ciudad! Te recomiendo dar un paseo por el complejo, enormes edificios con un enorme lago en el centro, un bonito lugar para vivir.

Bueno lo dicho, nos dirigimos hacia la playa, bastante cerca del edificio (tengo que admitir que para ellos ‘muy cerca’ puede ser media hora andando, ¡las distancias son enormes!). Total que en una media hora nos encontramos en la playa JBR, desde donde podía admirarse la Palmera Jumeirah, enormes complejos hoteleros y el Burj Al Arab, el famoso y único hotel de 7 estrellas del mundo y uno de los iconos más importantes de Dubai. A pesar de que ya iba avisada, fue una sorpresa encontrar que todas las chicas iban en biquini tranquilamente, cosa que yo ponía en duda antes de llegar. Pero sí, pese a ser un país muy restrictivo en algunos aspectos, Dubai es una ciudad muy moderna e internacional, que acoge a gente de muchísimos países por lo que hay mil culturas mezcladas y no hay ningún problema en vestir poco tapada (por la calle, para entrar en algunos sitios sí será necesario ir con los hombros y las rodillas tapadas).

Estuvimos disfrutando del sol y la playa un par de horas. Además de mi couchsurfer, también vino otra chica alemana (también couchsurfer), con la que estuvimos compartiendo experiencias y vivencias apasionantes. Es realmente enriquecedor conocer a gente nueva que ama viajar y que puede pasarse meses descubriendo el mundo él solo. Bien… pasado un buen rato de playa y charlas, nos dimos cuenta de que nos moríamos de hambre, así que nos dirigimos a coger el metro para ir al centro comercial Ibn Battuta a comer.

En Dubai hay miles de centros comerciales impresionantes, sobretodo por el abrumante calor del verano y la necesidad de refugiarse en un lugar en el que se esté fresquito. Yo había leído sobre varios antes de ir, pero no conocía el Ibn Battuta Mall y realmente te lo recomiendo. Después de comer, nos dirigimos a pasear por el centro comercial. Está dividido por zonas en función del país en el que esté ambientado. Las paredes, los techos, toda la decoración es impresionante. 

Además, si paseas por todo el centro comercial, acabarás encontrando un hombre que siempre está ahí escribiendo nombres en árabe de forma totalmente gratuita. Así que si quieres llevarte un buen recuerdo a la vuelta no olvides pasar por allí, ¡que mejor que tu nombres escrito en el idioma tan característico de la cultura del país! 

Después de un agradable paseo por el Ibn Battuta Mall, nos dirigimos a coger el metro para volver a casa, donde descansamos un ratito disfrutando de las costumbres de Dubai, con una buena shisha. 

Sobre las 6 de la tarde me dirijo hacia el Dubai Marina, un complejo con rascacielos espectaculares con un canal artificial de más de 3 quilómetros, y repleto de lugares de ocio, restaurantes o cafeterías, que conforman una de las mejores zonas para pasear, tanto de día como de noche. Después de un agradable paseo, empiezo a tener hambre, así que entro en el Marina Mall (gran centro comercial dentro del Dubai Marina) a buscar algún sitio para cenar.

Sobre las 10 de la noche quedé con otro couchsurfer de allí que me llevó en coche hasta el Dubai Mall, el centro comercial más grande de Dubai. Ese día no me dediqué a investigar el centro comercial (es enorme y tiene muchas curiosidades que contaré más adelante), sino que fuimos para poder disfrutar de un gran acontecimiento, el espectáculo de las fuentes de Dubai, justo en frente del Burj Khalifa. Una vez estés en el centro comercial, llegar hasta el lugar del espectáculo es muy sencillo, ya que simplemente tienes que seguir las indicaciones del Burj Khalifa o las fuentes, y llegarás hasta allí.

Se tratan de las fuentes más grandes del mundo, y un espectáculo realmente digno de ver. Los shows sólo los realizan por la noche así que, aunque tengas pensado pasar una mañana o una tarde en el centro comercial o yendo al Burj Khalifa, no te olvides de guardar una noche para ver este espectáculo. Lo hacen cada media hora y cada vez con una música distinta (yo vi el espectáculo 3 veces en la semana que estuve allí, me encantó). Las fuentes siguen el ritmo de la música y es impresionante. Hay música de todos los estilos y culturas: música pop en inglés, baladas en castellano, música india… Te lo recomiendo 100%.

Continuará…

Deja una respuesta

Please rate*