Mejores calas de Menorca

  • Autor de la entrada:
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Menorca es una isla espectacular llena de playas paradisíacas por todas partes. Después de 6 días recorriendo los mejores rincones de la isla, he hecho una selección con aquellas calas que considero que son imprescindibles y que tenéis que visitar sí o sí en cualquier viaje a Menorca.

Antes de empezar con el post, me gustaría comentaros un tema importante y a tener en cuenta si hacéis una ruta de calas. En la mayoría de playas y calas de Menorca no hay ningún tipo de servicio, es decir, ni comida, ni agua, ni baños: nada. Así que calculad bien la cantidad de agua y comida que necesitaréis (sobretodo vigilar con el agua en verano); nosotras tuvimos que entrar en un barco a suplicar que nos vendieran una botella de agua (3€ la botella de 200ml). 

Y ahora sí que sí, empezamos con el post!

Calas imprescindibles en Menorca

Cala Fustam

La Cala Fustam la descubrimos en nuestro primer día por la isla. Es una playa preciosa a la que solo se puede llegar caminando o en barco. Nosotras llegamos haciendo un sendero y creo que es la mejor forma, porque el camino es espectacular! 

Para llegar a la Cala Fustam tendréis que ir en coche/moto hasta la playa Sant Tomàs. Ahí empezaréis a caminar hacia Cala Fustam por el Camí de Cavalls (etapa 14). Después de unas 2 horas de paisajes increíbles pasando por la playa Binigaus y la Cala Escorxada, llegaréis a Cala Fustam.

Si queréis ver más fotos y/o leer más información sobre la ruta, os dejo un post que escribí hace tiempo sobre nuestra experiencia.

Cala en Turqueta

La Cala en Turqueta es la más famosa de la isla. Nosotras llegamos allí sobre las 8-8:30 de la mañana y ya había gente, así que si queréis disfrutarla con tranquilidad os recomiendo ir lo más temprano que podáis. 

Posiblemente es tan concurrida porque es una playa preciosa y se puede llegar en coche hasta la propia playa, haciéndola accesible a todo tipo de públicos. 

Cala Macarelleta

Muy cerca de la Cala en Turqueta están las calas Macarella y Macarelleta, siendo esta segunda mi preferida. Son poco más de 2km de un sendero bastante fácil y que vale muchísimo la pena! Si no queréis hacer el trayecto de Cala en Turqueta a Cala Macarelleta, también podéis ir en coche a la Cala Macarella y desde ahí caminar unos pocos metros hasta Macarelleta.

Sea como sea, además de disfrutar de la preciosa cala, os recomiendo muchísimo subir al tramo de camino que comunica Macarella y Macarelleta, ya que pueden verse ambas calas desde arriba y la vista es preciosa!

Si queréis ver más fotos y/o leer más información sobre la ruta, os dejo un post que escribí hace tiempo sobre nuestra experiencia.

Cala des Talier

La Cala des Talier es otra de las grandes maravillas de Menorca; agua de color turquesa transparente precioso! Como a muchas calas de Menorca, no se puede llegar en coche, sino que tendréis que hacer un pequeño sendero de 1,5km desde la Playa de Bellavista; pero vale muchísimo la pena.

Además, justo antes de llegar a la Cala des Talier hay una pequeña cala sin arena (solo una pequeña entrada de agua en las rocas) y muchísimo menos masificada. 

Es Caló Blanc

Es Caló Blanc fue la cala menorquina que más me sorprendió. Supongo que fue porque no tenía ni idea de su existencia y paramos de casualidad, pero me pareció espectacular! No hay playa como tal para apalancarse; son rocas y hay un poco de arena en una esquinita para entrar al agua como podéis ver en las fotos. 

El color del agua es precioso y es popular entre gente que le gusta saltar desde las rocas pero sin arriesgar (no hay mucha altura). Además, desde el agua se pueden ver los aviones que entran y salen de la isla. Puede que haya gente a la que le moleste, pero a mí me encantan los aviones! 

Cala en Brut

Y hablando de saltar al agua, no podía faltar la Cala en Brut. Si os gusta tiraros al agua desde las rocas o, simplemente, os gusta ver a la gente hacerlo, no podéis perderos esta preciosa cala. Ubicada muy cerca de Ciutadella, la Cala en Brut es una de las más populares y, sobretodo en temporada alta, os encontraréis a jóvenes saltando haciendo piruetas, saltando en grupo…

Yo la verdad es que no me atreví a saltar pero me pareció un sitio muy chulo y que vale muchísimo la pena, sobretodo si estáis por la zona. 

Cala Mitjaneta

La Cala Mitjaneta me pareció uno de los rincones más bonitos de la isla. Una pequeña playa sin apenas arena (dejamos las cosas en rocas para que no se mojaran) y muy concurrida, pero preciosa. Como a la mayoría de calas, no se puede llegar en coche, pero sí podéis llegar al parking de Cala Mitjana y desde ahí caminar unos minutos más hasta llegar a la Cala Mitjaneta.

El sendero para llegar es muy fácil, menos el tramo final que hay que ir con un poco más de cuidado de no resbalarse. Pero nosotras vimos gente que venía hasta con colchonetas, así que debo ser yo que soy muy miedica. 😂

Cala del Pilar

Dejando a un lado las típicas playas paradisíacas, la Cala del Pilar es una playa espectacular rodeada de rocas de color rojizo. Eso sí, para llegar a ella, toca una buena caminata de 45 minutos desde el párking. Fue una de las caminatas más cansadas que hicimos porque, a diferencia de otras rutas que vas viendo el mar y otras playas, en esta el sendero es únicamente para llegar a la Cala del Pilar. Además, el principal problema es que hay un buen tramo que no tiene ni una sombra, por lo que si vais en verano, os recomiendo no ir a horas puntas de sol (como hicimos nosotras).

Aún así, la caminata merece mucho la pena, porque es una de las playas más únicas y diferentes de la isla!

Si queréis ver más información sobre la ruta, os dejo un post que escribí hace tiempo sobre nuestra experiencia.

Cala Pregonda

Siguiendo con las playas únicas, acabo el post con la Cala Pregonda. Igual que pasa con la Cala del Pilar, la Cala Pregonda es súper diferente a cualquier otra playa de la isla. El agua sigue teniendo un color precioso, pero esta vez está rodeado de rocas de un color blanco crudo que hacen que parezca sacada de otro planeta! En algunas zonas también tiene rocas de color rojizo que la asemejan a la Cala del Pilar.

Y lo mejor de todo: se llega súper fácil! No se puede llegar en coche estrictamente hablando hasta la playa, pero sí podréis llegar hasta el parking de la Playa de Binimel·là y desde ahí caminar unos 15 minutos por un sendero muy sencillo hasta llegar a Cala Pregonda.

Y hasta aquí mis calas imprescindibles de Menorca!

Mapa de las mejores calas de Menorca

A continuación os dejo un mapa con la ubicación de todas las calas para que las tengáis localizadas y podáis organizar bien vuestra ruta. 

Si queréis más información e imágenes de Menorca, podéis ver mis vídeos de Youtube o leer posts más detallados sobre nuestra ruta en el blog.

Por cierto, si no queréis o no podéis caminar tanto, también podéis visitar las calas mencionadas en barco con alguna de estas excursiones.

Espero que os sirva de ayuda para organizar vuestros viajes y os recuerdo que si queréis seguir mi vida viajera en directo, podéis hacerlo a través de Instagram o Facebook.

Deja una respuesta

Please rate*