Mejores excursiones desde LONDRES

  • Autor de la entrada:
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Londres es mundialmente conocida por las numerosas películas grabadas por sus barrios y los grandes musicales que encontramos día tras día en la ciudad. Desde luego, si eres amante del cine, el teatro o cualquier otro tipo de espectáculo, Londres es visita obligada. ¿Te gustan las grandes ciudades? ¿Sueñas con perderte entre calles llenas de gente de cualquier parte del mundo? Londres vuelve a ser visita incondicional. Londres sorprende a aquellos que la visitan por primera vez y enamora para que quieras repetir.

«Londres es encantadora. Salgo y es como si de pronto apareciese una alfombra mágica sobre la que me siento transportada al seno de la belleza sin levantar un dedo.» ~ Virginia Woolf

Mejores excursiones desde LONDRES

DÍA 4: Excursión a Warwick y Oxford

Nos levantamos tempranito y nos dirigimos a una de las muchas estaciones de tren de Londres, para dirigirnos a Warwick. Pasear por esta bonita ciudad es como retroceder en el tiempo, volver algunos siglos atrás y disfrutar de la arquitectura medieval que encontramos en ella. Hay varios edificios históricos importantes, pero es un pueblo muy pequeño, así que lo que recomiendo, más que seguir una ruta exacta, es pasear durante un par de horas por sus calles para descubrir todos sus secretos.

Pero, a pesar de que el pueblo es muy bonito en sí mismo, lo que más destaca es su castillo, el Castillo de Warwick, uno de los castillos medievales más nobles de Inglaterra. El castillo se construyó en el año 1068 y se conserva totalmente intacto, de forma que pueden visitarse sus murallas, salones, mazmorras, y todo tipo de estructuras de dicha época. Además, podrás disfrutar de espectáculos en directo y atracciones históricas que le dan vida al castillo y te permiten viajar a lo largo de la historia de éste. Entre los espectáculos destacables encontramos el «Dungeon Castle», un gran montaje donde, a través de escenas aterradoras, te muestran todas las tradiciones de la época.

Sin lugar a dudas, si tienes tiempo, una escapada al bonito pueblo de Warwick y su maravilloso castillo, son visita obligada.

Después de toda la mañana en Warwick, nos vamos a Oxford. Para moverte entre ciudades, lo más cómodo y rápido es el tren, pero es bastante caro. Si quieres ahorrarte dinero, puedes usar alguna de las aplicaciones que existen para compartir coche y ahorrar gastos.

Oxford es conocida como “la ciudad de las agujas de ensueño”, expresión que se utiliza para describir la armonía de la arquitectura gótica de los edificios universitarios de la ciudad. Además de ser una ciudad universitaria por definición y con la universidad más antigua del mundo, Oxford cogió prestigio al ser uno de los principales escenarios de Harry Potter.

La creencia general es que en Oxford hay una Universidad donde asisten miles de estudiantes, pero, en realidad, dicha ciudad consiste en 39 colegios, donde cada uno es una entidad independiente. La ciudad combina colegios ubicados en grandes e impresionantes edificios, hasta colegios muy pequeños y discretos que se confunden con las casas de los ciudadanos de Oxford. Es bonito pasear por el Casco Antiguo de la ciudad descubriendo todos estos colegios, pero si tienes poco tiempo lo ideal es seguir una ruta donde destaquen los principales.

Empezamos la ruta dirigiéndonos al Balliol College, uno de los colegios universitarios más antiguos de la ciudad (siglo XIII). Originalmente, el Balliol College estaba reservado únicamente para estudiantes sin recursos, dato que aumenta su atractivo. Prácticamente al lado, encontramos la Librería Blackwell, la librería con más kilómetros de estanterías del Reino Unido. Vale la pena que entres y, si te gusta leer, aproveches para comprar algún libro, ya que en el Reino Unido los libros son mucho más baratos que en España.

Muy cerca del Balliol College, se ubica la Biblioteca Bodleian, un impresionante edificio con más de 9 millones de volúmenes. Prácticamente todos los colegios y bibliotecas están abiertos al público, siempre que se haya comprado el tíquet con antelación. En verano, sobretodo, los tíquets se agotan fácilmente y puedes quedarte sin poder entrar en aquellos sitios que desees. A unos metros de la biblioteca, encontramos el Sheldonian Theatre, lugar donde se celebran las ceremonias de graduación de la universidad.

Si avanzas un poco más llegarás a la Radcliffe Camera, edificio histórico del siglo XVIII e icono monumental de la ciudad. 

Siguiendo la ruta, llegamos a Cornmarket Street, la principal calle comercial de Oxford. En ella encontraremos desde tiendas de ropa y regalos para turistas, hasta música callejera que le dan un ambiente mucho más animado a la ciudad. Si giras por Turl Street (calle estrecha) podrás llegar al Covered Market, encantador mercado donde podrás encontrar desde flores, hasta ropa, libros y comida.

Si seguimos caminando, llegaremos a la calle Carfax, una de las calles más antiguas de Oxford. En dicha calle encontramos la Torre Carfax, una Torre de Reloj del siglo XIV con llamativas figuras mecánicas que dan la hora.

Alejándonos un poco del Casco Antiguo, llegamos a la Christ Church College & Cathedral, edificio construido en la Edad Media. Esta Universidad es mundialmente famosa gracias a la saga de Harry Potter, ya que el comedor de «Hogwarts» es, en realidad, el de esta facultad. Este sitio también sirvió de inspiración a Lewis Carroll para escribir Alicia en el País de las Maravillas, cuyos jardines son los de esta universidad.

Si quieres entrar en el colegio y poder ver el comedor de «Hogwarts», no olvides que todas las facultades cierran las visitas muy temprano (sobre las 5 de la tarde), así que controla los tiempos para no perdértelo. 

Al lado de la Christ Church College & Cathedral, encontramos el Merton College. Este colegio es, junto al Balliol College, de los más antiguos de la ciudad (siglo XIII). Si tienes tiempo, puedes visitar también el jardín botánico y el Magdalene Bridge, donde podrás alquilar una barca para dar un paseo por el Cherwell.

Volviendo a la estación de tren, puedes hacer una parada en el Oxford Castle, desde cuya colina podrás tener vistas de toda la ciudad. 

Aunque Oxford es una ciudad bonita, el hecho de tener que pagar por entrar en cada colegio hace que cada vez sean menos visitados. No está mal el hecho de hacer pagar, ya que dichos edificios hay que conservarlos en buen estado para que sean visitados; pero el problema es que los tíquets se acaban muy rápido y para poder entrar muchas veces hay que comprarlos días antes por Internet. Y ése es el problema, puesto que lo ideal sería poder ver el colegio por fuera y, una vez allí, decidir si te interesa entrar en el interior o no; no tener que decidirlo desde casa, simplemente mirando fotos de internet o guiándote por las opiniones de la gente.

Después de un día muy cansado de visitar Warwick y Oxford, volvemos a la estación de tren para volver a Londres.

DÍA 5:

Nuestro quinto día en Inglaterra dormimos hasta tarde para recuperar horas de sueño del día anterior. Sobre las 10 de la mañana nos vamos a desayunar y nos dirigimos hacia el Palacio de Buckingham para ver el Cambio de Guardia que nos perdimos el segundo día. Si quieres disfrutar de una vista privilegiada es importante que vayas con tiempo, puesto que, aunque el Cambio de Guardia empieza a las 11:30, la plaza desde donde se ve el palacio se llena muy rápido. 

El espectáculo dura unos 30-45 minutos y es, sin lugar a dudas, uno de los eventos más famosos de Londres. Si tienes la oportunidad, vale la pena que dediques la mañana a disfrutar de esta actividad tan poco habitual y prácticamente única en el mundo.

(No hay fotos debido a la gran cantidad de gente que había y fue imposible sacar alguna decente.)

Después de ver el Cambio de Guardia, nos dirigimos a comer y a recoger nuestras cosas para irnos a nuestro próximo destino –> IRLANDA (próxima entrada).

Deja una respuesta

Please rate*