Alojamientos en TAILANDIA

  • Autor de la entrada:
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Tailandia ha sido el país donde, con diferencia, más tiempo hemos pasado. Hemos estado 2 meses y medio aproximadamente haciendo turismo por el país y algo más de un mes en un apartamento por la cuarentena del coronavirus. Hemos probado todo tipo de alojamientos y en muchas zonas del país, así que creo que este post os puede ayudar a la hora de escoger dónde dormir en vuestras vacaciones.

Nuestros alojamientos siempre son basados en un presupuesto low cost de un viaje largo, sin billete de vuelta, por el sudeste asiático. Evidentemente, si vais pocos días y os queréis dar algún capricho, hay alojamientos mucho mejores por un precio más que razonable. 

En este post os enseñaré dónde nos alojamos, los pros y contras de cada uno de ellos, y si volvería a alojarme allí.

Koh Lipe

Nuestra primera parada en Tailandia fue la preciosa isla de Koh Lipe. Es una isla pequeña y muy demandada últimamente por lo que los precios de los alojamientos son exageradamente caros. Aun así, merece la pena hacer una paradita en este pequeño paraíso. 

Gecko Lipe Resort

Las 4 primeras noches las llevábamos reservadas por Internet por miedo a quedarnos sin alojamientos disponible. Hospedarnos en el Gecko Lipe Resort nos costó 24€ la noche en una habitación doble con baño privado con ventilador y sin agua caliente. 

Pros

  • Ubicación perfecta. En la calle principal de la isla, cerca del puerto y de cualquier de las playas; y a la vez lo suficientemente refugiado para evitar el ruido nocturno.
  • Precio económico en comparación con el resto de la isla.
  • Mosquitera en la cama.

Contras

  • Durante el día hacia bastante calor en la habitación y por las noches teníamos que dormir con el ventilador a tope.
  • El agua de la ducha salía muy fría aunque con el calor de la habitación después se agradecía. Ambos problemas se solucionan pagando más. 
  • A pesar de que hay mosquitera en la cama, en el resto de la habitación se colaban bastantes mosquitos y gusanos.
  • Sistema de lavandería nefasto. Lavamos 2kg de ropa y como al día siguiente cambiábamos de alojamiento, aun no estaba seca. Les dijimos que no importaba, que seguíamos en la isla, así que la recogeríamos al día siguiente. Nos hicieron pagarla antes de irnos, lógico, pero nos pesaron toda la ropa mojada, así que nos cobraron el doble del precio real. Lo sabemos porque antes de dar la ropa nosotros la pesamos con una báscula que llevábamos para las maletas. 

Seahorse@Lipe

Después de pasar varios días en la isla decidimos que queríamos quedarnos más, pero el Gecko nos dijo que nuestra habitación estaba reservada y solo les quedaba una más cara. Así que decidimos buscar otro alojamiento más económico. Hospedarnos en Seahorse@Lipe nos costó 18€ la noche en una habitación privada con baño compartido y aire acondicionado.

Pros

  • Ubicación perfecta. En la calle principal de la isla, cerca del puerto y de cualquier de las playas; y a la vez lo suficientemente refugiado para evitar el ruido nocturno.
  • Precio económico en comparación con el resto de la isla.
  • Baño compartido muy limpio.
  • Amabilidad del personal.

Contras

  • Mucho ruido. El aire acondicionado es compartido por todas las habitaciones, es decir, las paredes de las habitaciones no llegan hasta el techo, permitiendo que ellos se ahorren dinero y puedan tener un aire acondicionado común. Eso les permite poner aire sin tener que subir mucho el precio, pero hace que se escuche absolutamente todo de una habitación a otra. 
  • Habitación bastante pequeña. No está mal para pasar una noche pero no es un sitio agradable para quedarse mucho tiempo.

En general, recomiendo ambos alojamiento si tenéis un presupuesto ajustado. Es la mejor relación calidad precio que encontramos en la isla, aunque la calidad sea bastante baja. Si tuviera que escoger, creo que me quedaría con el Gecko, pero intentaría regatear el precio para llegar al precio del SeaHorse. 

Koh Mook

Koh Mook fue una parada inesperada en nuestro paso por el sur de Tailandia. Estuvimos mirando varias opciones a dónde ir antes de Koh Lanta y varios locales nos la recomendaron, así que allí fuimos. En este caso, apenas tuvimos dudas del alojamiento porque no había mucho donde escoger. Es una isla pequeña y poco turística por lo que los precios son bastante elevados. Eso sí, la calidad de los alojamientos es infinitamente mejor que la de Koh Lipe.

Smile Resort Koh Mook

Inicialmente solo reservamos una noche para conocer el alojamiento y ver si realmente valía el precio al que lo vendían. Hospedarnos en el Smile Resort Koh Mook nos costó 18€ la noche en una habitación doble con baño privado con aire acondicionado y desayuno incluido.

Pros

  • Habitación moderna y muy cómoda. 
  • Desayuno aceptable. No muy generoso, pero suficiente para aguantar unas horas.
  • Personal muy amable y dispuesto a ayudar.
  • Buena ubicación. Lejos de la playa principal pero cerca del puerto y el resto del pueblo.

Contras

  • Ponía que tenía bicicletas gratuitas y no era cierto. Para compensar, después de quejarnos, el primer día nos dejaron su moto. Por ese motivo, el resto de días nos dieron un precio algo más bajo.
  • Precio elevado pero la mejor relación calidad precio que encontramos en la isla.

En general, recomiendo el alojamiento. 

Koh Lanta

Tuvimos muchas dudas sobre si ir a Koh Lanta o no porque habíamos leído opiniones de todo tipo, pero suerte que fuimos! Nos encantó. A diferencia de Koh Lipe o Koh Mook, Koh Lanta es una isla muchísimo más grande y con alojamientos para todos los presupuestos. Nosotros veníamos de un mes de alojamientos muy básicos así que nos dimos un pequeño capricho y buscamos un hotel con pisicina. 

Tum Mai Kaew Resort

Hospedarnos en Tum Mai Kaew Resort nos costó 12€ la noche en una habitación doble con baño privado con aire acondicionado y piscina compartida.

Pros

  • Habitación impecable.
  • Piscina en perfectas condiciones. Muy limpia.
  • Personal muy amable y siempre pendientes de hacer vuestra estancia allí única. Nos consiguió muy buen precio para una excursión que teníamos muchas ganas de hacer pero se nos iba de presupuesto. 

Contras

  • Alejado del centro. La zona más cercana estaba a media hora caminando a pleno sol. Implica la necesidad de alquilar una moto y, por lo tanto, un gasto extra. De todas formas, la isla es muy grande así que la moto es necesaria igualmente. 
  • El alquiler de la moto es más caro que en la ciudad. 

Recomiendo el alojamiento 100%. 

Ao Nang

Krabi es una zona que iba a estar sí o sí en nuestro itinerario. En cuanto a donde quedarnos tuvimos varias dudas entre Railay, Ao Nang o Krabi. Finalmente nos quedamos en Ao Nang y creo que fue lo mejor. Railay es mucho más espectacular, pero no solo el alojamiento es mucho más caro, sino que todo allí es carísimo; incluso el agua! Nosotros pasamos allí un día entero y alucinamos: los precios tanto de la comida como del agua eran mínimo el doble. Y entre Krabi y Ao Nang creímos mejor Ao Nang porque estaba en la playa y más cerca de los sitios de interés para hacer las excursiones. 

AoNang 3 Bees/Monkeys Resort

Hospedarnos en AoNang 3 Bees/Monkeys Resort nos costó una media de 14,5€ la noche en una habitación doble con baño privado y con aire acondicionado.

Pros

  • Habitación moderna y cómoda. 
  • Personal muy amable y dispuesto a ayudar. De Ao Nang teníamos que ir a Bangkok y en la agencia que preguntamos nos dieron muy buen precio pero que volviéramos el día antes. El día antes fuimos y no había plazas, o eso nos dijo. En el hotel nos ayudaron a comprar el bus por internet desde una aplicación tailandesa (solo para ellos porque no había opción de ponerla en inglés). El precio fue algo más caro del que nos ofrecía la agencia, pero mucho más barato que el que ofrecían el resto de puestos que sí tenían plazas.

Contras

  • Alejado de la playa. Hay una media hora caminando. No nos supuso mucho problema porque el camino es todo el rato por bares y tiendas y se hace ameno (a diferencia de otros sitios del sudeste asiático donde tienes que caminar por la carretera).
  • Difícil de encontrar. La ubicación de Google Maps está mal y, aunque está muy cerca de lo que pone, a nosotros nos costó una media hora encontrarlo. Preguntamos en muchos sitios y nadie sabía indicarnos. Al final, seguimos caminando por la misma calle y lo encontramos. Creemos que antes tenía otro nombre y por eso la gente local no sabía dónde estaba.

Bangkok

Bangkok es el lugar en el que os tocará dormir al menos una noche sí o sí si venís a Tailandia. Es la ciudad de entrada al país y el punto que conecta el norte con el sur. Hay muchas zonas donde alojarse en Bangkok aunque la más habitual entre mochileros es Khao San Road. Nosotros nos alojamos allí en nuestra primera visita a la ciudad, pero la segunda decidimos quedarnos cerca de la estación de tren. Ambas opciones están bien aunque, si no vais a coger el tren, en Khao San Road encontraréis mucha más oferta de agencias y, por lo tanto, mejores precios. 

Brunch Makers Cafe & Hostel

Hospedarnos en Brunch Makers Cafe & Hostel nos costó 16€ la noche en una habitación doble con baño compartido y aire acondicionado.

Pros

  • Ubicación: justo al lado de Khao San Road.

Contras

  • Personal especialmente desagradable. Habíamos leído los comentarios de Booking pero no pensamos que importara mucho, pero realmente las trabajadoras del hostal son muy bordes y no intentan ayudarte en absolutamente nada.
  • La cama estaba rota.
  • Mucho ruido por las noches.

No recomiendo este alojamiento.

Once In Bangkok

Hospedarnos en Once In Bangkok nos costó 13,5€ la noche en una habitación doble con baño compartido y aire acondicionado.

Pros

  • Ubicación: cerca de Khao San Road pero lo suficientemente lejos para no escuchar nada por las noches. 
  • Personal muy amable.
  • Mejor relación calidad precio que encontramos en la ciudad.

Contras

  • Habitación algo pequeña pero suficiente. 

Recomiendo este alojamiento 100% si tenéis un presupuesto mochilero. 

OYO 140

Hospedarnos en OYO 140 nos costó 16€ la noche en una habitación doble con baño privado, aire acondicionado y desayuno incluido. Realmente habíamos reservado alojamiento en OYO 568 Art Hotel Hua Lamphong, pero tenían un error en Booking y las imágenes que salían no se correspondían con la habitación (nos querían dar una habitación minúscula que, evidentemente, era mucho más barata de lo que habíamos pagado). Nos ofrecieron devolvernos el dinero pero nos negamos, ya que no teníamos ningunas ganas de buscar alojamiento al momento y con las maletas. De hecho, por eso reservamos este alojamiento, porque estaba al lado de la estación de tren y así no teníamos que movernos mucho con las maletas y el calor que estaba haciendo. Así que pedimos que nos dieran la habitación de las fotos. Nos dijeron que ese tipo de habitaciones estaban llenas y que, si no queríamos que nos devolvieran el dinero, podían buscarnos un alojamiento similar. Estuvimos más de 4 horas en la recepción hablando con recepción y por teléfono con superiores y por fin conseguimos algo. Evidentemente, la solución no la buscaron ellos. El hotel era parte de OYO hotels, una cadena enorme de hoteles en Asia, así que nosotros mismos buscamos hoteles OYO que nos gustaran cerca de la estación de tren. Después de protestar un rato, al final cedieron y nos alojamos en el OYO 140. No fue grave porque nosotros estábamos allí de paso y no íbamos a ver la ciudad, pero si vas con el tiempo justo es un problema grave. 

Pros

  • Habitación enorme y limpia.
  • Desayuno buffet incluido. Con el cambio de hotel salimos ganando un par de desayunos. 
  • Ubicación buena. Justo al lado de la estación de tren y muy bien conectado con Khao San Road. 

Contras

  • Hotel viejo.
  • El personal, a pesar de ser muy correcto, no paraba de intentar vendernos excursiones. 
  • Las 4 horas perdidas y las molestias de tener que estar hablando continuamente por teléfono para intentar solucionar el problema de la habitación.

En general, recomiendo el alojamiento.

Nara Café & Hostel

Nuestra última noche en Tailandia y el sudeste asiático la pasamos en Bangkok, en un hostal cerca del aeropuerto. Hospedarnos en Nara Café & Hostel nos costó 6€ la noche en una habitación doble con baño compartido, aire acondicionado y desayuno incluido.

Pros

  • Precio.
  • Ubicación cerca del aeropuerto desde donde salen la mayoría de los vuelos domésticos.
  • Por un extra (3€) nos dejaron hacer el check out por la tarde. 

Contras

  • Habitación muy pequeña.
  • Las camas eran literas, aunque bastante cómodas.
  • El desayuno solo tiene pan de molde y mermelada (si siquiera hay agua). 

Solo recomiendo el alojamiento si tenéis un presupuesto ajustado y os interesa dormir cerca del aeropuerto.

Chiang Mai

Chiang Mai fue nuestra ciudad de entrada al norte de Tailandia. Tuvimos muchas dudas sobre si pagar más y quedarnos en el centro y buscar un alojamiento mejor pero más alejado. Al final nos decantamos por la segunda opción y creo que hicimos bien. Al final, cuando sales a recorrer la ciudad, te toca caminar mucho igual y a los sitios a los que no puedes llegar caminando desde las afueras, tampoco podrías desde el centro. Evidentemente, si vuestro presupuesto es elevado, no dudéis en alojaros en pleno casco histórico de la ciudad. 

Ma 2 Guesthouse Chiang Mai

Hospedarnos en Ma 2 Guesthouse Chiang Mai nos costó 12€ la noche en una habitación doble con baño compartido y aire acondicionado con desayuno incluido.

Pros

  • Desayuno abundante y muy bueno.
  • Habitación muy amplia y cómoda. 
  • Pequeño patio con zona de estar agradable.

Contras

  • Falta de profesionalidad. No había recepcionista ni nadie para ayudar. El alojamiento es de los padres del chico que se supone que lleva el hostal pero nunca está. Si quieres algo tienes que llamar a su habitación, y a veces varias veces para despertarlo, lo cual es bastante incómodo. 
  • Ponía que tenía bicicletas gratis, uno de los motivos por los que decidimos alojarnos allí, y era falso. Solo tenían una bicicleta y estaba rota. 
  • El desayuno lo traían cuando querían. Si vas de relax no hay problema, pero si quieres empezar temprano el día tienes un problema, porque hasta las 10 no llegaba el desayuno, normalmente lo traían a las 11, y un día llegaron a traerlo a las 2 de la tarde!

Solo recomiendo el alojamiento si tenéis un presupuesto ajustado y bastante tiempo en la ciudad.

Pai

Si había un destino que quería conocer en el norte de Tailandia era Pai. Hacía mucho que había oído hablar del pueblo de los mochileros, y la verdad es que me encantó! Tuvimos la mala suerte de coincidir con un festival y tuvimos que quedarnos menos días de lo que nos hubiera gustado, ya que los precios se habían disparado una barbaridad (dormir en una habitación compartida llegaba a costar 30€/persona y noche!). 

JJ&J Garden

Hospedarnos enJJ&J Garden nos costó 11€ la noche en una habitación doble con baño privado y ventilador.

Pros

  • El ambiente del alojamiento es ideal. Una zona muy tranquila y agradable.
  • Personal muy amable y dispuestos a ayudar.
  • Piscina compartida.

Contras

  • Ubicación: a una media hora caminando del centro. De todas formas, al final os tocará alquilar una moto para ver los alrededores porque el pueblo de Pai se ve en un momento, así que la ubicación no es tan problemática. 
  • Agua de la piscina demasiado fría.

En general, recomiendo el alojamiento. 

Mae Hong Son

Después de Pai no sabíamos muy bien cómo seguir, pero descubrimos una foto de Mae Hong Son y no pudimos evitarlo: tenía que conocer esos templos preciosos reflejados en el enorme lago. A pesar de ser un pueblo muy pequeño, nos quedamos allí varios días porque estuvimos muy a gusto.

Sarmmork Guesthouse

Hospedarnos en Sarmmork Guesthouse nos costó 15€ la noche en una habitación doble con baño privado y aire acondicionado.

Pros

  • Habitación muy amplia y limpia.
  • Ubicación: justo al lado del lago y el centro del pueblo. 
  • Personal muy amable.

Contras

  • Precio algo caro.

En general, recomiendo el alojamiento.

Mae Sariang

Después de Mae Hong Son valoramos la opción de volver a Chiang Mai por donde habíamos venido, o seguir haciendo el loop de Mae Hong Son. Viendo que la distancia era similar, decidimos seguir haciendo el loop y hacer una parada en Mae Sariang; y suerte que la hicimos!! Tanto el pueblo como sus alrededores nos encantaron.

Mae Sariang Home

Hospedarnos en Mae Sariang Home nos costó 13,5€ la noche en una habitación doble con baño compartido y aire acondicionado.

Pros

  • Habitación moderna y limpia.
  • Personal muy agradable.
  • Baño muy limpio.

Contras

  • Nada.

Recomiendo el alojamiento 100%.

Doi Inthanon

Otra de las grandes dudas en el recorrido por el norte de Tailandia fue si parar o no en Doi Inthanon. Nos venía de paso para ir a Chiang Mai, pero la entrada al parque nacional era bastante cara. Al final decidimos hacer una parada y la verdad es que nos gustó mucho! Sí es cierto que es caro, pero incluye muchísimas cascadas así que si lo repartes entre el número de atractivos turísticos que hay dentro del parque, sale mucho mejor de precio.

Sandee Place Chomthong

Hospedarnos en Sandee Place Chomthong nos costó 15€ la noche en una habitación doble con baño privado y aire acondicionado.

Pros

  • Habitación grande y con balcón con vistas a las montañas.
  • Persona muy amable y dispuesto a ayudar.

Contras

  • Precio algo caro.
  • Alejado del centro del pueblo, aunque no es grave ya que Chom Thong como tal no tiene nada que ver; solo es el lugar de partida para subir al Doi Inthanon. 

En general, recomiendo el alojamiento.

Chiang Rai

Uno de los destinos a los que le tenía muchas ganas era a Chiang Rai, especialmente por el famoso templo blanco que alberga la ciudad. Pero Chiang Rai es mucho más que eso! Descubrimos un montón de templos casi vacíos y super bonitos, y unos alrededores con cascadas y campos de arroz preciosos!

Baan Nukanong Guesthouse

Hospedarnos en Baan Nukanong Guesthouse nos costó 11,5€ la noche en una habitación doble con baño privado y aire acondicionado.

Pros

  • Habitación amplia y moderna.
  • No incluía desayuno pero sí té, café y tostadas todas las mañanas.

Contras

  • Ubicación: alejado del centro, a una media hora caminando. 

En general, recomiendo el alojamiento.

Chiang Khong

Chiang Khong solo fue una ciudad de paso en nuestra travesía hacia Laos. Nuestra idea inicial era dormir en Laos para coger el barco temprano al día siguiente, pero encontramos este hotel con piscina a muy bien de precio y decidimos dormir en Tailandia.

Namkhong Guesthouse and Resort

Hospedarnos en Namkhong Guesthouse and Resort nos costó 7€ la noche en una habitación doble con baño compartido y ventilador.

Pros

  • Personal muy amable y dispuesto a ayudar.
  • Piscina grande y perfecta para relajarse. 

Contras

  • Poca luz por las noches en la zona de los baños.

Recomiendo el alojamiento 100% para una estancia corta.

Khong Chiam

Khong Chiam fue una ciudad de paso desde la frontera con Laos. Íbamos a irnos directamente hacia Bangkok, pero vimos que había un río de dos colores y quisimos ir a verlo. Pero esos dos colores ya no existen. Después de toda una tarde buscando el punto exacto y preguntar a varios locales al día siguiente, nos dijeron que ya solo era de un color; aunque no nos supieron explicar porqué porque no hablaban inglés. De todas formas, es un pueblo muy agradable y estuvo bien estar un día paseando por los alrededores del río.

Hotel Koncom

Hospedarnos en Hotel Koncom nos costó 12€ la noche en una habitación doble con baño privado y aire acondicionado.

Pros

  • Habitación grande y limpia.
  • Bicicletas gratis.
  • Personal muy amable.

Contras

  • Algo caro para lo que ofrece, sobretodo teniendo en cuenta que está en un pueblo poco turístico.

En general, lo recomiendo.

Ayuthayya

Desde la provincia de Ubon, empezamos a bajar hacia Bangkok para ir a las islas del Golfo de Tailandia, pero ya que nos quedaba de camino y no habíamos ido en nuestra visita anterior a Bangkok, nos pareció una parada ideal pasar un par de días conociendo las ruinas de Ayuthayya.

OYO Taevaraj Place

Hospedarnos en OYO Taevaraj Place nos costó 8,5€ la noche en una habitación doble con baño privado y aire acondicionado.

Pros

  • Habitación grande y cómoda.
  • Ubicación: justo al lado de la estación de tren y a 5 minutos en barco del casco antiguo de Ayuthayya.
  • Muy buena relación calidad precio.

Contras

  • Baño en el balcón.

Recomiendo el alojamiento 100%.

Koh Tao

Nuestro destino principal en esta tercera visita a Tailandia era la isla de Koh Tao, de la que habíamos escuchado comentarios super buenos, aunque también algunos negativos diciendo que estaba muy masificada. Aun así, a la mayoría de gente que estaba viajando una larga temporada como nosotros, le había encantado, así que teníamos muchas ganas de conocerla.

Namhasin House

Hospedarnos en Namhasin House nos costó 15€ la noche en una habitación doble con baño privado y aire acondicionado.

Pros

  • Habitación grande y cómoda.
  • Ubicación: no está cerca del puerto, pero sí de muchísimas playas super bonitas. Si nos hubiéramos alojado en el puerto, seguramente hubiéramos necesitado alquilar una moto. Alojándonos en esa zona, se podía llegar casi a cualquier playa en una media hora caminando.
  • Personal muy amable.

Contras

  • Precio algo elevado en relación a la calidad.
  • Apenas salía agua de la ducha y, si lo hacía, era fría. Lo comentamos en el alojamiento y vinieron a “arreglarlo” pero duró un par de minutos, luego volvió a salir poca agua y fría.

En general, lo recomiendo.

Koh Phanghan

Koh Phanghan no estaba en nuestros planes, ya que Josito tenía que volverse a España y yo me iba a ir a Australia, pero con todo el tema del coronavirus, nos cancelaron vuelos y tuvimos que quedarnos en Tailandia. Así que decidimos aprovechar para visitar la isla vecina de Koh Tao.

The Cage Suites

Hospedarnos en The Cage Suites nos costó 15€ la noche en una habitación doble con baño privado y aire acondicionado.

Pros

  • Habitación moderna y limpia.
  • Personal muy amable.
  • Piscina enorme al lado de la playa.

Contras

  • La piscina pertenece a otro Resort y tienes que llevar una pulsera para poder entrar. No es grave, pero es mucho mejor tener la piscina al lado de la habitación y no tener que preocuparse por nada.

En general, recomiendo el alojamiento.

Koh Samui

Koh Samui fue nuestra elección para pasar la cuarentena durante el coronavirus. En Koh Tao veíamos que la gente hacía vida normal, pero nos parecía una isla pequeña y con pocos recursos, así que buscamos una isla más grande donde quedarnos. Koh Phanghan, a pesar de tener muchos más negocios, parecía una isla desierta: los bares estaban cerrados, en los supermercados faltaba comida… Así que nuestra elección fue Koh Samui: la isla más grande, con aeropuerto (de nada nos sirvió porque lo cerraron) y más cerca de la península.

C&P Pool Resort

Hospedarnos en C&P Pool Resort nos costó 12,5€ la noche en una habitación doble con baño privado, cocina y aire acondicionado.

Pros

  • Apartamento pequeño pero completo.
  • Piscina muy agradable.
  • Buena ubicación para una larga temporada. A una media hora caminando de grandes supermercados.

Contras

  • Apartamento caluroso, lo que obliga a tener puesto todo el día el aire acondicionado y, por lo tanto, pagar más (la luz y el agua se pagan aparte). 
  • A pesar de que el personal es amable, se aprovechan bastante de la situación. Nosotros conseguimos un buen precio por quedarnos un mes, pero les pedimos si podíamos quedarnos 5 días más para esperar a coger un vuelo y nos han querido cobrar bastante más de lo que estábamos pagando hasta ahora. Entendemos que por un precio diario se cobre más que por uno mensual, pero ya llevábamos aquí un mes y no se podía hacer check in en ningún sitio, así que no teníamos a donde ir; pero ellos tampoco podían alojar a nadie nuevo, así que hubiera sido un detalle que no nos subieran el precio. Al final, después de discutir un par de días, conseguimos que bajar el precio al mismo que habíamos pagado el resto de días.
  • Precio de la fianza muy alto.

En general, recomiendo el alojamiento.

Y hasta aquí todos los alojamientos que hemos conocido de Tailandia!

Como recomendación general, no reservéis directamente por Booking. Si un alojamiento os gusta, buscarlo en google; la mayoría de ellos tendrán página de Facebook. Hablar con ellos y en función del número de noches que estéis os harán un descuento u otro. Si viajáis como nosotros, con límite de dinero pero no de tiempo, también podéis reservar una noche y luego negociar, o incluso ir a los sitios sin haber reservado nada. Eso sí, mirad los precios previamente para no os engañen; a nosotros nos han llegado a pedir más dinero del que ponía en Booking. 

Espero que os haya sido útil y si queréis seguir nuestro viaje día a día, podéis seguirnos en Instagram y Facebook.

Deja una respuesta

Please rate*