Q&A: Preguntas más habituales

  • Autor de la entrada:
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Desde que me creé el blog he recibido muchas preguntas acerca de mis viajes, pero la gran mayoría son centradas en cómo ahorrar en los viajes y cuál es la mejor forma de viajar cómodo pero sin gastar mucho dinero. Aquí os dejo algunas de las preguntas que más me habéis hecho y que creo que son importantes a la hora de organizar un viaje. Espero que os sirvan!

¿Vale la pena pagar el precio de los hoteles céntricos?

En la gran ciudad, no. Los hoteles de las grandes ciudades (ej. Londres) suelen tener precios desorbitados en relación a los que encuentres más a las afueras. Basta con que escojas un hotel que tenga acceso fácil y rápido al transporte público, que en poco tiempo te llevará al centro de la ciudad o a cualquier zona que quieras visitar.

Si se trata de una ciudad pequeña (ej. Bruselas) o un pueblo donde el transporte público no es tan abundante ni tan fácil de usar, sí pagaría algo más por encontrarme bien ubicada, ya que te permitirá poder llegar más rápido a los lugares de interés y disfrutar de la vida de la ciudad (posiblemente si estuvieras alejado y no fuera fácil llegar no saldrías por la noche a disfrutar del ambiente). 

¿Maleta o mochila?

Depende mucho del tipo de viaje. Si te vas bastantes días a un mismo lugar y no tienes intención de moverte mucho, o si te mueves siempre vas a volver al mismo sitio a dormir, la maleta es más cómoda. Caben más cosas, es más fácil transportar cosas que se puedan romper sin peligro y no hace falta ser tan organizado como con la mochila.

Si tienes pensado hacer una ruta por varias ciudades, donde vas a ir cambiando de hotel o casa donde dormir, la mochila es la mejor opción. Es mucho más fácil de transportar si no tienes un lugar fijo donde dejarla. Es muy probable que varios días tengas que llevar el equipaje encima mientras visitas la ciudad, por lo que una mochila es mucho más cómoda de llevar que una maleta. Además, en las mochilas suelen caber menos cosas que en la maleta y así te asegurarás de llevar sólo lo necesario, ¡tu espalda te lo agradecerá!

¿Sola/o o acompañada/o?​

¿Te atreves a viajar sola/o? ¿Quieres hacerlo pero todos te intentan convencer de lo contrario? No les hagas ni caso. Viajar sola/o es increíble (tienes que hacerlo almenos una vez en la vida). Es cierto que cuando viajas acompañada/o puedes compartir lo que más te gusta (viajar) con las personas que más quieres (familia, amigos, pareja…), y eso es maravilloso. Puedes disfrutar muchísimos momentos que recordaréis siempre, y hacer una gran cantidad de actividades juntos.

Pero viajar sola/o te obligará, aunque al principio cueste, a relacionarte con la gente local. Es decir, te obligará a usar tu inglés y, por consiguiente, a mejorarlo. Pero lo más importante, es que te permitirá conocer a gente de muchísimos sitios que, seguramente, si hubieras ido con alguien no hubieras conocido. Viajando sola/o te conocerás a ti mismo y conocerás a gente tanto local como otros viajeros que estén en el mismo sitio que tú. Podrás conocer a gente nueva, compartir experiencias, hacer amigos por todo el mundo…

Así pues, mi consejo, viaja con quien quieras al fin del mundo, pero no te olvides de probar a viajar sola/o alguna vez, y atrévete a descubrirte a ti misma/o.

¿De restaurante o de supermercado?​

Esa decisión depende de dos factores: tiempo y dinero. Si no tienes mucho tiempo para visitar el lugar, mi recomendación es que compres comida preparada en cualquier super que encuentres y, cuando tengas hambre, simplemente descanses en una plaza o un parque de interés comiendo. De esta forma, puedes comer cuando y donde quieras, y aprovechar para disfrutar de un lugar a visitar durante más tiempo.

Si tienes tiempo y dinero, puedes buscar qué restaurantes ofrecen comida del país y disfrutar de nuevos sabores y estilos típicos, mientras relajas tus piernas en un bonito restaurante. De todas formas, considero que para probar al comida típica, lo mejor no es ir a un restaurante en la zona más turística de la ciudad, sino que donde realmente probarás comida real de allí es en zonas pobres, antiguas, donde la gente local come (no como en las zonas turísticas, que suelen ser bares o restaurantes preparados exclusivamente para los turistas).

Suponiendo una situación intermedia, que suele ser la habitual, yo recomendaría comer varios días comida preparada (más barata y rápida: puedes comer cuando y donde quieras, sin tener que esperar o hacer colas), y algún día que tengas más tiempo (menos cosas a ver), pararía en algún bar o restaurante a probar la comida típica del país.

Deja una respuesta

Please rate*