10 días para descubrir POLONIA – Varsovia (parte IX)

  • Autor de la entrada:
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Hace mucho tiempo que miraba vuelos a Polonia y…¡por fin me decidí! Este año iba a pasar la Navidad en Polonia!! Después de unos meses muy intensos de clases, prácticas, trabajos , necesitaba unos días de disfrutar y relajarme, así que como no, decidí irme de viaje.

No tenía mucho margen en cuanto a las fechas, ya que al volver de Navidad tenía exámenes de la facultad, pero eso no iba a impedir que pasara unas navidades preciosas en Polonia. Así que compré un billete de ida el día 26 de diciembre a Cracovia, y uno de vuelta el día 4 desde Varsovia, teniendo así 10 días para descubrir este precioso país.

Si queréis ver el itinerario que seguí y los preparativos de viaje, tenéis más información en un post anterior.

Polonia es un país que vale la pena visitar en cualquier momento, pero teniendo la oportunidad de ir en esas fechas era aún mejor, ya que podría disfrutar de todos sus mercadillos navideños y su maravillosa decoración.

Como en varios de mis viajes, no me hospedé en hoteles, sino que utilicé la aplicación de Couchsurfing para quedarme a dormir en casas de gente local. Si no conocéis la aplicación y queréis saber más sobre ella, tenéis más información en este post.

DÍA 9:

¡Buenos días! El despertador suena a las 7:30 de la mañana para recordarme que no hay tiempo que perder, tengo un día y medio para descubrir Varsovia. Nada más salir de casa me fui hacia el barrio judío, también conocido como Muranow. La verdad es que una vez allí no seguí ninguna ruta en concreto, sino que simplemente paseé por el barrio, donde destacan la Sinagoga Nozyk, el cementerio judío, y el monumento a los Héroes del Gueto.

Después de pasear una hora y media por el barrio judío empiezo a caminar hacia los Jardines Saxon. Aunque no me parecieron los jardines más bonitos de Varsovia, sí son un buen lugar para sentarse a desayunar algo y reponer fuerzas para seguir hacia el Palacio de la Cultura y la Ciencia, la construcción más alta del país. En su interior podréis encontrar, oficinas, bares, cines, etc., y un observatorio panorámico. La verdad es que mi idea inicial era subir a ver las vistas, pero había bastante cola, así que decidí pasear un rato por su interior y recuperarme del frío antes de volver a salir.

Ya sobre las 11 de la mañana, empiezo a volver hacia el casco antiguo, haciendo una paradita en el Palacio Krasińskich, ubicado en un parque enorme. La verdad es que si tuviera que escoger, el Parque Krasińskich me pareció mucho más cuidado y agradable que los Jardines Saxon, pero para gustos colores, así que si podéis visitarlos ambos!!

Y antes de adentrarme al casco antiguo, decidí llegar hasta la Ciudad Nueva, donde se encuentra el Parque Multimedia de Fuente. Si vais en verano, dicen que por la noche hacen un espectáculo con luces y agua súper bonito, pero, desafortunadamente, en invierno no lo hacen. Tras hacerle fotos al típico “I love Warsaw”, empiezo a subir unas largas escaleras del parque que te llevan de nuevo al casco antiguo.

Nada más llegar arriba, encontraréis una pequeña iglesia y unas vistas increíbles, así que podéis parar a descansar en alguno de los bancos que hay frente a la iglesia. Y tras recuperar fuerzas, sigo la ruta por la calle Freta, que nos llevará al Barbakan, una fortificación del siglo XVI perteneciente a la muralla de la ciudad, y que actualmente es la entrada al casco antiguo.

Una vez cruzada la muralla, hay varias callejuelas por las que podéis perderos, pero si seguís por la calle central, llegaréis a la Plaza del Mercado, una bonita plaza rodeada de puestos de comida y con una pista de hielo en el centro. Además, también se encuentra la famosa sirenita. Cuenta la leyenda que había dos sirenas, una se dirigió a Copenhague y la otra a Varsovia. La que llegó a Varsovia, fue capturada por un comerciante que ganaba dinero con las canciones de la sirena. Un día, un pescador polaco la escuchó cantar, se enamoró de la sirena y la liberó. Ella, en forma de agradecimiento, se convirtió en la guardiana de Polonia.

Siguiendo por la misma calle por el que veníamos, se encuentra la Catedral de San Juan, la iglesia más antigua de la ciudad. Y si seguís un poco más, llegaréis a la enorme Plaza del Castillo, donde destaca la Columna Zygmunta, situada justo en el centro, y desde donde salen la mayoría de tours. Justo en frente de la columna se encuentra el Palacio Real. Cuando se trasladó la capital de Polonia de Cracovia a Varsovia, se convirtió en la sede del rey y las autoridades.

Al sur de la plaza, encontramos la calle Krakowskie Przedmieście, donde empieza la Ruta Real, utilizada por los reyes para ir desde el castillo a sus palacios de verano. Si paseáis por allí, encontraréis algunos de los edificios más importantes de la ciudad: el Palacio Presidencial, la Universidad de Varsovia y la Catedral de Santa Ana, uno de los pocos edificios que sobrevivió a los bombardeos. Pero la mejor manera de disfrutarlo todo es simplemente pasar e ir admirando cada uno de los enormes edificios, palacios, iglesias, etc., y así seguro que no os perderéis nada!!

Si seguís caminando por dicha calle, os iréis alejando cada vez un poco más del centro, y, aunque es una calle principal, los precios cada vez van disminuyendo, así que entré en un bar súper agradable, donde paré a comer y descansar un ratito antes de dirigirme a mi último destino del día.

Ya sobre las 3 del mediodía, salgo del bar y voy hacia el Gran Teatro Wielki de Varsovia, un complejo teatral arquitectónico y sede de la Opera Nacional Polaca. Se encuentra en la Plaza del Teatro y está rodeado de enormes edificios que valen la pena visitar. Aunque no entré en su interior, la fachada ya es impresionante.

Y ya sobre las 3 y media de la tarde empieza a oscurecer y decido volver al centro histórico, donde paseo un buen rato disfrutando de la decoración navideña. Pero, de repente, empieza a llover, y mucho, así que sobre las 6 de la tarde decido volver hacia la casa a refugiarme y descansar, que al día siguiente tocaba madrugar para aprovechar mi último día de vacaciones. 

Continuará…

Deja una respuesta

Please rate*