Qué ver en el Parque Nacional de TRIGLAV (II)

  • Autor de la entrada:
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El Parque Nacional de Triglav es, posiblemente, la zona más espectacular de Eslovenia. Ocupa gran parte del país y merece la pena dedicarle como mínimo 1 día completo a conocerlo. Nosotras estuvimos un día recorriendo el norte y cruzando el parque (post anterior) y otro disfrutando del sur y oeste de Triglav.

En este post os cuento qué ver en el Parque Nacional de Triglav y qué lugares podéis añadir a vuestro itinerario si disponéis de más de 1 día para conocerlo. 

Hoy iba a ser un día más relajado que los dos anteriores, así que nos despertamos tranquilamente, desayunamos y nos fuimos a recorrer Kanal, donde habíamos pasado la noche. Es un pueblo muy pequeño que se encuentra al sur de Triglav y, aunque no tiene nada muy espectacular por ver en comparación con otros lugares de Eslovenia, sí tiene una “playa” preciosa desde donde hay unas vistas súper bonitas del pueblo. Nosotras decidimos pasar la noche anterior allí y así teníamos una excusa para conocer el pueblo. 

Kanal está un poco alejado del resto de cosas que ver en el país así que si tenéis poco tiempo quizás podéis descartarlo, pero a mí me encantó pasear por sus callecitas, disfrutar de las preciosas casas muy bien cuidadas (todas llenas de flores) e interactuar con la gente local. Todo el mundo en Eslovenia es súper agradable y, sobretodo en los pueblos, os saludarán allí por donde paséis.

Después de una hora larga paseando por el pueblo subimos al coche para dirigirnos a las Gargantas de Tolmin, ubicadas a unos 40 minutos de Kanal. Llegamos allí sobre las 10 de la mañana y, a pesar de que nos encontramos con otros turistas, había muchísima menos gente que en las Gargantas de Vintgar (posiblemente por estar alejado de los puntos más turísticos del país). Así que si queréis escapar de la multitud, Tolmin es una gran opción! 

La entrada a las gargantas cuesta 8 euros (7€ si eres estudiante) (verano 2019) más 7 euros de parking. Como llevo repitiendo en todos los posts de Eslovenia, los precios me parecen bastante caros (sobretodo el parking), pero vale mucho la pena. Eso sí, mientras que las Gargantas de Vintgar son accesibles para todo el mundo, la ruta de las Gargantas de Tolmin no lo es. Aunque no hay nada de una gran dificultad sí hay muchas subidas y escalones, así que tenedlo en cuenta antes de ir.

Nosotras estuvimos unas 2 horas disfrutando del río, las cascadas, las cuevas… nos encantó! No hace falta dedicarle tanto tiempo, pero nosotras íbamos despacio, sin prisa, y disfrutando de todos los paisajes que nos íbamos encontrando. 

Ya sobre las 12-12:30 del mediodía cogimos de nuevo el coche para dirigirnos a nuestro siguiente destino: el Lago Bohinj, el lago más grande de Eslovenia! El camino se nos hizo un poco pesado porque son casi 2 horas de coche por curvas y más curvas. Pero valió la pena! No solo por conocer el lago, que es impresionante; sino porque por el camino nos fuimos encontrando algunos pueblecitos preciosos!! Y eso es lo que más me gusta del coche, que además de llevarte a donde quieras cuando quieras, puedes parar siempre que veas algo que te llame la atención.

Eso sí, tanto parar llegamos al lago sobre las 3 de la tarde, muertas de hambre, así que nada más llegar, aparcamos el coche y nos sentamos frente al lago a comer. Los parkings del lago Bohinj son todos de pago y el lago es enorme, por lo que es muy difícil saber donde aparcar. Nosotras dejamos el coche mal aparcado justo en la entrada e íbamos vigilándolo mientras comíamos. En cuanto acabamos de comer, antes de pagar el parking, decidimos recorrer el lago en coche y ver qué zona nos gustaba más, ya que si aparcas, recorrer el lago andando es imposible!

Las vistas desde la carretera son preciosas; vas viendo toda la inmensidad del lago! Recorrer todo el lago nos llevó unos 15 minutos en coche y tras recorrerlo decidimos hacer dos paradas: una al lado de una iglesia donde había un pequeño descampado para aparcar el coche de forma gratuita y otra en una zona cualquiera donde vimos un hueco para dejar el coche en el arcén (bastante cerca de uno de los últimos parkings del lago).

Ambas paradas me encantaron! La primera nos llevó a una especie de entrada de madera al lago, donde había un grupo de jóvenes con música y saltando al agua. Nosotras decidimos no bañarnos porque no hacía nada de calor y el agua tenía pinta de estar helada; los chicos salían tiritando! Y la segunda parada fue, en mi opinión, aún mejor! La dificultad de aparcar (solo cabían dos coches) hizo que llegáramos a tres pequeñas “playas” sin prácticamente nadie. En una había una familia, pero en las otras dos estuvimos completamente solas!! Después de disfrutarlas, decidimos acercarnos andando hasta el parking para ver la playa turística y, aunque había gente, se podía disfrutar sin problemas.

Ya sobre las 5 de la tarde volvíamos de nuevo al coche para valorar si íbamos o no a un mirador del lago. Yo tenía ganas de ir, pero es cierto que llevábamos encima varias horas de curvas y aún nos faltaban unas cuantas para salir del lago, así que decidimos descartar el mirador y nos fuimos en dirección a Bled (en realidad Lesce, donde pasaríamos la noche), pero antes hicimos una pequeña parada en Radovljica, a apenas 5-10 minutos en coche de Lesce.

Se trata de una cuidad medieval con un casco antiguo bonito, pero, bajo mi opinión, nada espectacular. Nosotras estuvimos allí alrededor de una hora, paseando por el pueblo y disfrutando de sus vistas; pero nos pareció que no era una parada que valiera mucho la pena, Eslovenia tiene lugares mucho más bonitos. Así que si no tenéis mucho tiempo en el país, podéis obviar Radovljica.

Y ya sobre las 7 de la tarde fuimos hacia Lesce, donde pasaríamos nuestra última noche en Eslovenia. Al día siguiente tocaba recorrer el lugar más famoso del país: el Lago Bled! No os perdáis el próximo post si queréis conocer cómo lo recorrimos y los lugares que más nos gustaron!

Espero que os haya sido útil y si queréis seguir nuestro viaje día a día, podéis seguirnos en Instagram y Facebook.

Deja una respuesta

Please rate*